martes, 7 de abril de 2015

La tiendita de la esquina













En cada esquina debe haber siempre una tienda.

En la foto, una de las tiendas de San Antonino que cerró hace más de cuarenta años, pero esta tienda fue un punto de encuentro de muchas personalidades destacadas de San Antonino que cuando eran niños, allí se reunían para tomarse una soda, echar volados, jugar sobre la arena al juego de las gallinas y el coyote---un juego que ha desaparecido actualmente---; otro divertimento era echar a andar el aro, como una rueda, conducida por un carrizo.

Ahí se llegó a vender petróleo y también era una mezcalería, donde los mayores también se reunían para echarse un traguito "de pasadita".

 Hay otras tienditas que aún conservan los viejos mobiliarios y que un día de estos subiremos a este blog para acercarnos a un pasado que se antoja interesante.

martes, 31 de marzo de 2015

Se quejan de nuevos robos

Un par de vecinas de este municipio manifiestan que han sido víctimas de asaltos en sus domicilios.

Desde la última experiencia en que se detuvo en flagrancia a un par de presuntos delincuentes, la inseguridad en este municipio había descendido visiblemente.

Y unos pocos meses de esta tranquilidad sepulcral, nuevamente hay indicios de que la delincuencia no descansa y se apresta para retar el ultimátum que determinaron los habitantes de San Antonino en una improvisada asamblea comunitaria: o las autoridades trabajan o el pueblo se hace justicia por propia mano.

Hay que reconocer que las autoridades municipales, con todo y que están divididas y cuyo desdén por la legalidad les amenaza con la sombra de un administrador municipal, han fomentado una mayor incursión de las patrullas municipales, que realizan rondines de manera frecuente por toda la localidad.

Con la experiencia reciente en que la comunidad por poco lincha a dos presuntos delincuentes, se requiere de una mayor intervención de las autoridades para que se haga valer el estado de derecho y no se provoque a una población trabajadora, cansada de ser víctimas de la delincuencia.

viernes, 20 de marzo de 2015

Quinto Viernes en San Antonino

En el marco de las celebraciones religiosas católicas, este viernes 20 de marzo se celebra el Quinto Viernes en San Antonino.

Se trata de una de las festividades más grandes que se realizan en la comunidad y que giran en torno a Lázaro el resucitado.

Esta imagen que se venera es considerada como sumamente milagrosa para la salud y existe una larga tradición de peregrinaciones a San Antonino, por esta causa.

Las personas que sufren de algún malestar adquieren en esta fecha flores o pañuelos, con los que rozan suavemente a la imagen de San Lázaro y posteriormente se las ponen en el lugar donde se identifican esas dolencias.

Al término de la misa de las siete de la noche, los mayordomos de esta festividad ofrecen el tradicional atole de panela, del que se dice, es también milagroso, ya que desde tiempos antiguos, cuando se instituyó la religión católica, mucha gente se ha curado de sus males al consumir este atole.

Se acompaña de pan blanco, recién salido de los hornos de los panaderos locales de San Antonino, cuya calidad es ampliamente reconocida.

El atole y los panes se distribuyen gratuitamente entre los asistentes y las personas pueden llevar jarras para que les compartan ese sabroso atole.

Obvia decir que el turismo religioso tiene en este lugar uno de sus nichos de mayor impacto.

El reparto del atole y el pan blanco duran toda la noche.

lunes, 2 de marzo de 2015

San Antonino: sede de encuentro regional de bachilleres

Del miércoles 4 al viernes 6 de marzo de este 2015, San Antonino Castillo Velasco, que cuenta con el plantel número 34 del Colegio de Bachilleres del Estado de Oaxaca(COBAO), será sede regional de los Juegos Intercolegiales de esta institución de nivel medio superior.

Esto significa que los 15 planteles con que cuenta el COBAO tan solo en la región de los Valles Centrales, se darán cita en San Antonino para competir en actividades deportivas, culturales, artísticas y académicas, de donde saldrán los competidores que se irán a la etapa estatatal.

Llama la atención de que a unas cuantas horas de que inicie este importante evento que, indiscutiblemente, proyecta la cultura y el turismo local, todavía existan pendientes en los que tiene que poner atención el Ayuntamiento.

Pero no se debe esperar mucho de un ayuntamiento dividido, y cuya situación reducida a una caricatura es lo más parecido a las partes que se niegan a trabajar conjuntamente, si la contraparte no se humilla y pide perdón.

El problema es que asistirán delegaciones de municipios que en otras ocasiones han sido ya sedes regionales---incluso estatales---de estos encuentros, y por lo mismo, muchos visitantes podrán comparar sus experiencias con San Antonino.

La población está acostumbrada a organizar actos de magnitudes mayores. Ese no es problema para el pueblo. El problema será para la autoridad municipal porque su papel es preponderante para facilitar la logística del encuentro.

Incluso, ante la falta de infraestructura, los organizadores ya solicitaron el apoyo del vecino municipio de Ocotlán de Morelos.

A pesar de lo que crean los divididos integrantes del Ayuntamiento de San Antonino, esta será un prueba más para calificar a un gobierno municipal que pierde el tiempo inútilmente en cuestiones irrelevantes, mientras que lo esencial seguirá esperando.

Lástima.

PD
Dicen algunas personas que el meollo del conflicto es el reparto de las canonjías económicas derivachas del moche institucionalizado. La corrupción, pues.

martes, 10 de febrero de 2015

La extraña forma de gobernar en San Antonino

Es normal.

Bueno, el problema en sí es precisar qué se entide por normal, pero la gente ya se acostumbró a considerar que la normalidad es simplemente la aceptación colectiva de lo que se trate.

Aunque sea algo anormal, si la gente no tiene interés en modificarlo se queda aceptado como algo normal, es decir, mientras nadie proteste ni se queje, esa situación se considera dentro de los límites de la normalidad.

Lo normal es que no pase nada, esa es la regla.

Al menos así parece porque desde hace unos treinta días, aproximadamente, los regidores del ayuntamiento de San Antonino Castillo Velasco dejaron el palacio municipal y al presidente y voluntariamente abrieron sus oficinas en un domicilio particular de la avenida Castillo Velasco, desde donde despachan sin ningún remordimiento.

De igual modo, el Presidente Municipal se ha quedado con la mejor parte, es decir, con las amplias---aunque descuidadas---, oficinas del palacio municipal y en su nueva condición de gobernar sin cabildo, lo auxilian alegremente los suplentes que están habilitados como directores de cada ramo que han dejado los regidores.

Lo más curioso es que este ayuntamiento---emanado de una densa coalición que no acaba de encajar--- es que cada parte reclama para sí la razón absoluta, como esas parejas de recién casados donde se acusan mutuamente de ser la causa del divorcio.

Aunque no es la primera vez que sucede(en los últimos diez años dos administraciones municipales han terminado de la greña) esta actual administración ha asimilado salomónicamente que si cada quien tiene la razón, no es necesario proceder legalmente y el desprecio mostrado por su ausencia, que lo sufra la contraparte.

Irónicamente, las partes han contado con la asistencia legal tanto de particulares, como de oficiosos representantes de la Cámara de Diputados local.











En el fondo de la mala fe o la ignoracia de algunos, se pretende asumir que esta situación fue determinada por usos y costrumbres.

Por lo pronto, el ciudadano común está encontrando en esta evidente incapacidad de gobernar, un estilo de vida política recurrente: el divisionismo visceral que predomina por encima de la ley y por encima de la población.

¿Cuándo van a entender que el gobierno municipal es colegiado y que a los representantes del ayuntamiento no se les escoge para que contraigan matrimonio entre ellos, sino para que dediquen su inteligencia y su capacidad en beneficio de sus pueblos?

Lástima.

sábado, 24 de enero de 2015

Se abrirá nuevamente el templo católico de San Antonino

Después de dos años de intensos trabajos de rescate, rehabilitación y mantenimiento que mantuvo cerrado el templo católico de San Antonino---las misas se realizaban a un costado del templo---, por fín, será reabierto al público, este primero de febrero.

Para la reapertura se está preparando una festividad en la que participarán grupos de música y en la que habrá---como es usual en las festividades de San Antonino---una abundante y rica muestra de la tradición culinaria.

Las obras de restauración del templo de San Antonino Obispo incluyen unos frescos con motivos religiosos, que fueron realizados en algunas cúpulas del templo.

Esta obra ha sido posible gracias a la cooperación de la ciudadanos del pueblo de San Antonino y también de los sanantoninenses que radican en distintos lugares del país y que contribuyeron generosamente para esta magna obra.

¡Enhorabuena!

jueves, 1 de enero de 2015

Un milagro de navidad

El día en que la ciencia médica determinó que el gran filántropo religioso, soltero y campesino, señor Mino, estaba desahuciado, los rumores en San Antonino le fijaron muy pocos días de vida y se temía que fuera a cancelar su mayordomía del Niño Dios, que es una de las más importantes en navidad y en año nuevo.

Por esos aciagos días de noviembre, al buen Mino ya no se le veía como de costumbre, montado sobre su yunta, camino al campo, silbando alegremente; por el contrario, algunos de sus familiares lo asilaron y no faltó quien señalara que había adelgazado repentinamente y que además de que ya no comía, tampoco se podía valer por sí mismo para levantarse.

Esta podría haber sido la segunda vez que se cancelaría una mayordomía, ya que también por estas fechas, canceló su patrocinio una vecina a la que habían entrado a robar a su domicilio los ladrones, llevándose el dinero para financiar la celebración religiosa.

Así, mientras los nubarrones de la incertidumbre se posaban sobre las tradiciones y costumbres religiosas que caracterizan históricamente a esta comunidad, una luz de esperanza iluminó el ánimo de la población: milagrosamente el buen Mino se recuperó para dirigir la mayordomía del Niño Dios.

Por su propio pie, señor Mino se levantó y recuperado milagrosamente, pudo dirigir con entusiasmo y dedicación, cada una de las fases de la compleja mayordomía del Niño Dios.

En medio del júbilo de la población por tan evidente milagro, el sacerdote católico de la comunidad determinó que por esta única ocasión, se celebraría la misa principal de navidad y de año nuevo, en la casa del mayordomo Mino, frente a cuyo domicilio se levantó el tradicional nacimiento del Niño Jesús.

La sorpresiva recuperación de señor Mino y la celebración de la mayordomía, iluminan los rostros de la población de San Antonino, porque ven en esto un milagro, como una luz de fe, que trae la esperanza y la buena nueva para este pueblo.

¡Feliz navidad y próspero año nuevo!

martes, 23 de diciembre de 2014

Delincuencia en San Antonino: evocan los viejos tiempos





El viernes 19 de diciembre del 2014 es una fecha que será muy difícil de olvidar por la población de San Antonino Castillo Velasco.

Se trata del día en que el pueblo casi lincha a dos delincuentes, como en los viejos tiempos.

Todo comenzó más o menos a las once de la mañana, cuando unos sujetos armados ingresaron pacíficamente al negocio de un comerciante de la localidad, lo amagaron con violencia y después de robarle el dinero, lo secuestraron.

El griterío de algunas empleadas y el inusual movimiento en ese lugar, llamó la atención de los vecinos quienes se aprestaron a brindar auxilio.

Durante la confusión logró escapar el comerciante, con tanta suerte, que al salir a la calle, se encontró con la patrulla municipal. Les pidió auxilio gritando que lo habían robado y que se lo iban a llevar secuestrado.

La patrulla se dirigió detrás de los maleantes y con el auxilio de la población lograron someter a dos de ellos, que inicialmente aseguraban estar de compras. Pero todos los testigos los señalaban irremediablemente.

Los dos detenidos fueron encerrados en la cárcel municipal, pero al ser reconocidos por pobladores que han sido víctimas de los mismos sujetos, algunas personas tocaron las campanas del templo católico,  en señal inequívoca de un asunto de extrema urgencia y de interés general para la población.

Junto con la convocatoria tradicional de las campanas del templo, el hecho de haber capturado a dos sujetos en flagrancia se dio a conocer de voz en voz, de modo que la mayoría de la población se dio cita en el edificio municipal para ver a esas personas encerradas en la cárcel que se encuentra en el interior del edificio municipal.

Muchos vecinos reconocieron en esos sujetos a algunos de los asaltantes que tienen asolada a la población. 

Uno a uno diversos agraviados señalaron las veces en que fueron asaltados por esos sujetos y otros y su modus operandi, que coincidía invariablemente: primero identifican a sus víctimas, luego estudian sus hábitos, acopian información de sus familias y con el auxilio de cómplices que se hacen pasar como trabajadores o clientes de sus potenciales víctimas, obtienen información de primera mano.

Luego, haciéndose pasar como prestadores de servicios o clientes, dejan que sus víctimas les abran la puerta, se introducen, sacan sus armas, amagan a los moradores, los golpean para que les digan en dónde guardan su dinero, les roban dinero y objetos de valor y luego, con toda tranquilidad se dan a la fuga.

Conforme los agraviados exponían las veces en que fueron robados y golpeados iba creciendo la ira popular. Decenas y decenas de personas que reconocían a esos sujetos, confesaban su condición de víctimas.

Tantos agravios acumulados a lo largo de los años, con total impunidad, generó que la tensión se canalizara en un ánimo de linchamiento contra los sujetos.

Las autoridades municipales visiblemente nerviosas solicitaron la intervención de las autoridades estatales, mientras la población enardecida golpeó a los sujetos y tras rociarlos de gasolina se disponían a prenderles fuego.

Llegaron funcionarios de la policía estatal y de la Procuraduría de Justicia, pero sólo para recibir gritos y reclamos por la ineficacia y la corrupción evidente, ya que en algunas ocasiones el pueblo les ha entregado a delincuentes detenidos en flagrancia, como robacarros y asaltantes de los campesinos, pero casi inmediatamente son dejados en libertad.

Por ese motivo, la gente del pueblo se resistía a entregar a los sujetos detenidos.

Aún invocando a la religiosidad y la mesura, las autoridades municipales se convirtieron en víctimas colaterales, al evidenciarse en la propia asamblea los yerros y la falta de acción institucional que han favorecido el crecimiento de la inseguridad y la delincuencia en San Antonino.

Bajo la amenaza de ser linchados, uno de los delincuentes confesó los nombres, domicilios, y hasta proporcionó los nombres de algunos de los familiares de los cabecillas de la banda.

Integran la banda una docena de personas y tienen más de diez años de delinquir en San Antonino, como en poblaciones cercanas.

Algunas personas comentaban que tanta impunidad sólo se justifica por la corrupción en las instancias de seguridad y procuración de justicia.

Incluso, el comerciante agraviado pedía a gritos que dejaran libres a los detenidos, ya que estaba recibiendo amenazas en su teléfono celular, a través del cual de uno de los cabecillas de la banda le advertía que si le pasaban algo a cualquiera de los detenidos, otros cómplices se encontraban, en ese preciso momento, cerca de la esposa y  los hijos del comerciante y daban datos precisos de la ubicación y características de ellos.

Pero el pueblo, en una sola voz dijo que ese ya no era asunto del agraviado, que eran tantas las víctimas que el asunto era comunal. Sin embargo, en un acto de sensatez y solidaridad con la parte agraviada, permitieron que las autoridades estatales se llevaran a uno de los detenidos y que posteriormente se llevaran al otro, para iniciar las investigaciones.

Advirtieron que estarán atentos, pues de la misma manera que los agraviados tienen familia que puede ser víctima de esa banda, los delincuentes también tienen familiares y el pueblo no permitirá más agresiones, como en los viejos tiempos.

La justicia tiene la última palabra.
 

miércoles, 10 de diciembre de 2014

De nuevo, la inseguridad

También va más allá.

No sólo en San Antonino, sino también en diversos pueblos vecinos, se ha agudizado la inseguridad, que afecta al comercio establecido, a las casas habitación y en general a una ciudadanía que parece indefensa.

Con este motivo, al menos en San Antonino, han surgido iniciativas ciudadanas para proponer al Ayuntamiento acciones elementales que contribuirían a promover mecanismos de información, control y vigilancia para enfrentar la inseguridad.

Algunos regidores del ayuntamiento y ciudadanos de distintas filiaciones políticas, se reunieron con el único fin de proponer estrategias contra la delincuencia y--- como era de esperarse---, el ciudadano común conoce las deficiencias que registran los servicios de seguridad pública municipal; identifican a delincuentes consuetudinarios de otras poblaciones y proponen recomendaciones viables y económicas para enfrentar el problema.

Para el éxito de esas propuestas, dependerá en buena medida, que las autoridades superen los prejuicios partidistas y las inercias que limitan la función de gobierno y administración.

Del mismo modo, es deseable que las autoridades locales impulsen mecanismos de participación ciudadana, en los que se tiene que mostrar el auténtico compromiso de las autoridades, ya que la inseguridad se ha recrudecido en los últimos años.

martes, 2 de diciembre de 2014

Pierde San Antonino uno de sus más grandes cronistas

El último día de noviembre de este 2014 falleció a la edad de 65 años Fernando Santiago.

Fernando era un gran conocedor de la historia y el acontecer de San Antonino Castillo Velasco, que compartía generosamente documentos, leyendas, historias y fotografías de esta población.

Nunca fue nombrado oficialmente cronista del municipio, pero era un auténtico cronista porque amaba a su pueblo y tenía la habilidad para identificar lo relevante de la comunidad, además de que documentaba y acopiaba materiales sobre el acontecer local.

En alguna ocasión lo propuse como cronista oficial, pero él, con desenfado, comentaba discretamente sobre la indiferencia y la ignorancia de las autoridades locales por esta materia.

Hará como diez años nos embarcamos en una aventura editorial, publicando un único número de "El Chogol", el primer y único periódico cultural que ha existido en San Antonino. Pero como nos animaba más el afán de difundir y compartir la cultura y la historia terminamos obsequiando todo el tiraje, el proyecto resultó un éxito culturalmente, pero un fracaso económico.

Descanse en paz mi amigo y compadre Fernando Santiago, un gran cronista de San Antonino Castillo Velasco.




miércoles, 29 de octubre de 2014

Incertidumbre y desinformación ante el maíz transgénico


A pesar de la intensa promoción que realizó el gobierno para motivar a los campesinos para que siembren maíz transgénico, realmente en este distrito de Ocotlán, en el que se ubica San Antonino Castillo Velasco, han sido pocos los campesinos que han aceptado probar esas semillas.

Hay diversas variedades de maíz transgénico, pero en general se les conoce como "maíz elotero", porque invariablemente, cada planta da, en promedio, tres grandes mazorcas de maíz apretado y uniforme, a diferencia del maíz criollo, cuyas plantas proporcionan una mazorca, dos o ninguna---excepto cuando se usan muchos fertilizantes.

El maíz transgénico o "elotero", ya empieza a adqurir un perfil en la cultura popular, destacándose las siguientes características:

 Las personas que se dedican a vender tortillas dicen que el nixtamal---que es el procedimiento de cocción del maíz para prepararlo para su consumo---, tarda mucho en cocerse y ocupa mucha leña y que la masa derivada de ese maíz es muy frágil, por lo que no sirve para hacer tlayudas, que son las tortillas típicas de la región.

Los tamales tampoco logran la consistencia ordinaria, y aún bien cocidos, se deshacen con mucha facilidad.

El atole derivado del maíz transgénico es insípido, no tiene sabor, cambia su coloración y su olor, generando un sabor distinto a la del atole de maíz criollo.

La raíz principal o tallo primario de la planta, que una vez dejado secar al aire libre se denomina "zacate" y sirve de alimento para los animales, es muy duro, por lo que los toros y las vacas no se lo comen.

Hasta ahora, el maíz transgénico se comercializa principalmente en la cabecera distrital, de donde lo compran humildes personas para su consumo.

En el caso de San Antonino, donde hasta ahora se tiene identificado a una sola persona que cultiva en promedio una hectárea y media de maíz transgénico, sin ninguna medida de control ni supervisión, excepto los químicos que le regala el gobierno por sembrar este maíz; la mazorca es utilizada para su venta como elotes cocidos en algunas escuelas y espacios públicos de la comunidad.

Probé este maíz transgénico, no tiene sabor y es más duro.

En general, predomina el desconocimiento y la incertidumbre sobre los efectos de este tipo de maíz que, según dicen, pone en peligro la perviviencia del maíz criollo.









jueves, 2 de octubre de 2014

El cañón que casi mata a un niño

Es una historia real.

La sociedad de padres de familia de la escuela "Esteban Vásquez", adquirió hace unos tres o dos años un artefacto metálico que pertenecía a un molino antiguo, de manufactura alemana, y que tiene forma de cañón de guerra con sus dos enormes ruedas.

Con ayuda de la maquinaria pesada movieron de la casa de un ciudadano dicho artefacto--que el camión que compra fierro viejo no lo quiso adquirir por su exceso de peso---, y después de pulirlo y pintarlo, fue exhibido como cañón de guerra en el patio de esa escuela primaria.

Un día, a la hora del recreo, un niño de los primeros grados, al que su madre le había llevado su desayuno, se subió al cañón y empezó a montarlo como si se tratara de un caballo. Estando masticando y saltando el niño perdió el equilibrio y cayó de cabeza al piso, ante la mirada asustada de sus compañeros y de su mamá.

El golpe fue tan fuerte que el pequeño perdió momentáneamente el conocimiento y vomitó. Fue trasladado al centro de salud y de ahí a una unidad hospitalaria mayor.

Durante varias semanas no se supo nada de ese pequeño y la consternación embargaba el ambiente de sus compañeros.

Un día el pequeño regresó, al parecer su salud no se complicó y desde entonces casi nadie se acerca al pesado cañón que casi mata a uno de los pupilos de esta escuela.

jueves, 28 de agosto de 2014

En riesgo la vida de alumnos de céntrica primaria de San Antonino

Es inexplicable.

A pesar de que existe un dictamen de personal de protección civil por el que se recomienda el desalojo de las aulas de la escuela primaria “Esteban Vásquez Hernández”, debido al daño estructural que presenta el inmueble, por efecto de los sismos, las autoridades municipales no le dan celeridad a la solución de esta amenaza.

A escasos meses de que concluya el primer año de la gestión municipal, sólo la presión de los padres de familia de los estudiantes de esa primaria han logrado que la obra se priorice en primer lugar, por lo que el ayuntamiento ya adquirió en propiedad un terreno de sembradío para reubicar a la escuela primaria, pero como éste  carece de acceso, las autoridades del municipio no han podido integrar el expediente.

El presidente de la sociedad de padres de familia de esta escuela, Raymundo Cortés, asegura que los avances que se han tenido se han logrado mediante la presión de los padres de familia ante el ayuntamiento, porque el cabildo no les deja otra opción.

La última vez que tomaron el palacio municipal y tocaron las campanas del templo fue en los primeros días de julio, previo al primer Lunes del Cerro o primera presentación de la Guelaguetza, donde lograron que el presidente municipal se comprometiera públicamente a adquirir el predio más adecuado para el acceso al terreno donde se pretende construir la nueva escuela.

Sin embargo, asegura, el problema ahora es que no se ponen de acuerdo sobre el procedimiento para la adquisición del bien que ya ha sido identificado y se ha convenido de palabra la compra con los dueños del terreno, lo cual genera muchas sospechas, porque la ley es clara respecto a las adquisiciones del ayuntamiento y el dinero para la compra es con recursos propios del municipio.

Algunas madres de familia señalan además el maltrato que han sufrido por parte de algunos regidores que les han contestado que si no quieren que sus hijos arriesguen sus vidas, que se vayan a otra escuela primaria al turno vespertino y que si no les parece que los saquen de la escuela.

Ese tipo de respuestas, que evidencian la poca calidad humana y la falta de capacidad de quienes se ostentan como regidores del ayuntamiento han generado el malestar entre los padres de familia.

Por lo pronto, el personal docente ha empezado a desalojar los grupos, habilitando el patio de la escuela como improvisados salones, ante la amenaza de los constantes temblores.

Los padres de familia están preocupados porque señalan que no hay obras en el municipio y que se suspendió la primera que se iba a realizar, que consistía en la pavimentación de la continuación del arroyo que pasa detrás del palacio municipal, la cual se había anunciado con una verbena popular y hasta se puso la primera piedra y de la que se comenta que ha la fecha supuestamente ha sido cancelada, por lo que temen que se prolongue también la construcción de la nueva escuela.


Mientras tanto, la niñez de la primaria “Esteban Vásquez Hernández” asiste regularmente a clases, sin tener conciencia cierta del riesgo ante los sismos y el inexplicable letargo burocrático de algunos adultos.

viernes, 15 de agosto de 2014

La bicicleta que movió a todo un pueblo

Sucedió hace un par de semanas.

Las gordas y perezosas nubes blancas surcaban el cielo matinal de San Antonino Castillo Velasco cuando Lulú ingresó al inmueble de Radio Calenda, ubicado en la calle Cuauhtémoc, como lo hace de lunes a viernes puntualmente a las nueve de la mañana, para conducir su programa radiofónico.

Radio Calenda, que es la radio decana del distrito de Ocotlán, Oaxaca, no sólo abre sus puertas a todas las opiniones y corrientes ideológicas, sino que también, literalmente, mantiene siempre abiertas las puertas de entrada a sus instalaciones.

Por ese motivo, Lulú sólo tuvo que empujar la puerta para estacionar su bicicleta en el pequeño patio de la entrada y después de saludar al locutor saliente, se instaló cómodamente frente al micrófono. Puso su cortinilla de entrada, dio los buenos días, transmitió buena música, hizo algunos comentarios sobre algunos asuntos, seleccionó más música, recibió un par de llamadas, mandó saludos y después de otro par de melodías y comentarios se despidió de sus radioescuchas.

Saludó al locutor que seguía en la programación y salió de la cabina, pasó por la sala de visitas y se dirigió hacia el patio para tomar su bicicleta, pero ésta ya no estaba donde la había dejado. La buscó adentro y afuera y le preguntó al locutor, pero éste le contestó que no vio nada.

Después de unos momentos de incertidumbre, aceptó con tristeza y coraje, que alguien se había llevado su bicicleta, por lo que regresó a su casa a pie, compungida e imaginando las dificultades que enfrentaría en el corto plazo sin su medio de transporte.

El conductor en turno sólo hizo el comentario con su grave voz: “lamentamos el robo de la bicicleta de la compañera Lulú, que sucedió hoy hace un par de horas en las instalaciones de esta radiodifusora.”
Los locutores que llegaron durante el día, comentaron este suceso en sus respectivos programas, de modo que el robo de la bicicleta de Lulú, en las instalaciones de Radio Calenda se hizo noticia.

Tal vez por ese motivo, al día siguiente, cuando llegó Lulú con toda puntualidad para  conducir su programa, el teléfono de la radio empezó a sonar sin descanso:

Un señor de la tercera edad le dijo que como a la hora en que se perdió la bicicleta, él distinguió a una persona del sexo masculino, joven y en actitud sospechosa frente a Radio Calenda.

El entrenador de un gimnasio cercano, dice que a esa hora, él también vio al sospechoso y que parecía como de 25 años, delgado y chaparro, como de un metro y cincuenta y cinco centímetros de estatura.

Un sastre que iba pasando por allí dice que vio a esa hora al hombre sospechoso, que era joven, delgado, chaparro y vestía pantalón de mezclilla y camiseta de color azul.

Para ese momento Radio Calenda ya era escuchada por toda la población.

El hecho de que en una casa le suban el volumen a su radio y no se trate de música, sino de diálogos, significa que algo importante está sucediendo, y de esta manera, se prendieron rápidamente todas las radios en San Antonino y aumentaron las llamadas a la cabina de Radio Calenda.

Una señora llamó asegurando que ella se dirigía al mercado a esa hora, cuando vio por ese lugar al hombre joven, delgado, chaparro, vestido con pantalón de mezclilla, camiseta de color azul y que era muy moreno.

Un joven repartidor de tortillas también llamó a la cabina de Radio Calenda para señalar que el hombre joven, moreno, delgado, chaparro, vestido de mezclilla y camiseta azul, llevaba lentes deportivos de color oscuro.

Una señorita que atiende la estética que está cerca del lugar, llamó para decir que ella también vio al hombre joven, moreno, delgado, chaparro, de mezclilla y camiseta azul y que además de lentes llevaba una gorra oscura en la cabeza.

El conductor de un mototaxi llamó para informar que más o menos a esa hora, un hombre joven, moreno, delgado, chaparro, de camisa azul, de lentes y gorra oscuros  salió de la calle Cuauhtémoc  conduciendo alocadamente una bicicleta, que tuvo que esquivar con su mototaxi para no chocar contra él.

Muchas llamadas se hicieron a Radio Calenda para ratificar la información sobre el sospechoso que había sido ubicado por los vecinos, pero las más importantes fueron las que señalaron que esa persona que se había robado la bicicleta, renta una habitación en una céntrica calle de la población, donde luego se hospedan trabajadores del campo que viene de otros municipios.

Se recibieron otras llamadas en las que se aportó el “alias” del presunto delincuente y  también se dio a conocer que aquel sujeto era alcohólico y además drogadicto.

Las llamadas telefónicas y mensajes vía celular venían de todos los puntos del municipio, como de localidades cercanas.

La mayoría de los mensajes eran de franca solidaridad y apoyo hacia Lulú.

Lulú, por su parte, agradeció a los radioescuchas con un nudo en la garganta, pues ante esta desgracia se había percatado de la dimensión de su auditorio.

Ella dijo que la pérdida de esa bicicleta, con la que llevaba doce años, le dolía mucho porque era como perder a un amigo o una mascota, y que también perdió la inversión que le había hecho al renovarle los frenos, las llantas, tenía los rines cromados y un asiento más cómodo, por lo que deseó que el ladrón valorara el objeto que se había robado.

Otras llamadas de pueblos vecinos, le dijeron que probablemente su bicicleta fue llevada a determinada casa de empeño y que la sacarían a la venta en otra sucursal, porque así le hacen con las cosas que parecen robadas.

Lulú no presentó su denuncia ante las instancias correspondientes porque le dijeron que tenía que presentar la factura original de la bicicleta, así como las facturas originales de todos los gastos que dice que le invirtió, además de que tenía que llevar a todos los testigos que ubicaron al probable responsable. 

En que en caso de que cumpliera con estos requisitos, además de volver otro día para sacarle seis juegos de fotocopias a la denuncia, tenía que regresar con sus testigos para ratificar la denuncia y que una vez que se le diera curso, tendría que otorgar dinero a los agentes para la gasolina y de paso para su “refresco” porque ese tipo de investigaciones parecen fáciles, pero resultan muy complejas,  ya que si no encontraban al sospechoso en su domicilio, tendrían que montar un operativo que podría durar varios días, con sus respectivos gastos.

Evidentemente Lulú se desistió de denunciar, pero tampoco la presentó ante la autoridad local, porque algunas llamadas la desanimaron, afirmando que cuando un delincuente cae en manos de los encargados de la justicia municipal, supuestamente lo dejan escapar a cambio de una propina.

Lulú se resignó: perdió su medio de transporte, pero ganó el aprecio y la solidaridad de una población que le respondió y se movilizó totalmente por causa de una bicicleta. 

viernes, 8 de agosto de 2014

Más sobre la casa del tepache

Agradezco a las personas mayores que me han brindado mayor información sobre la colaboración anterior.













Me explico:

Ese lugar era conocido como La Casa de Adobe.

En su interior había dos enormes hileras conformadas por tablones sostenidos por tabiques de adobe, en el que se sentaban los señores a platicar.

Las mujeres y los niños sólo podían ingresar para comprar el tepache.

El tepache era almacenado en enormes ollas de barro, protegidas por hierbas y con canastos de carrizo. Se tapaban con lienzos blancos.

El tepache era servido en jícaras vegetales y se vendía en jarros de barro seco, muy seco, porque si estaban húmedos, se agriaba el tepache.

Para las mayordomías y festividades locales se acostumbraba a llevar tepache en cántaros de barro negro.

Había un preparado, que era la especialidad de la casa, al que se acompañaba con cebolla y chile de árbol picados y todavía se le agregaba sal de chile.

El lugar era atendido por el señor José y su esposa y cerraron por el año 1960 más o menos, porque ya estaban avanzados de edad y ellos mismos preparaban y expendían esa espirituosa bebida, que hizo las delicias de varias generaciones.

Por cierto, la foto muestra la puerta original, por lo que debe tener más de cien años.

Salud!!!

miércoles, 6 de agosto de 2014

La casa del tepache














En la cuarta calle de Morelos, cerca del centro de San Antonino Castillo Velasco, se ubica lo que en su momento fue conocida como “la casa del tepache”.

Una placa de adobe grabada arriba de su entrada principal dice “Recuerdo del 20 de agosto de 1900.”, fecha en que probablemente se edificó su fachada actual y que hoy en día se encuentra prácticamente en ruinas y de manera visible, abandonada.

Peor castigo no pudo tener ese espacio de libertinaje en el que se hizo honores al vicio a través del tepache, la bebida espirituosa que se deriva del fermentado de la piña.

Como dicen las personas mayores, era el lugar privilegiado de crápulas, borrachos y licenciosos donde se planearon maliciosamente raptos, embarazos no deseados, rupturas de hijos contra padres y donde el germen de la violencia dormitaba a los matreros desobedientes o generaba el indulto de los espadachines perdonavidas con sus desgastados machetes.

En sus aposentos, sin embargo, convivían señoritas entradas en años que optaban por una sana convivencia en un ambiente de hedor alcohólico y donde las familias más decentes adquirían su dotación de tepache a través de las criadas, simulando un jarro de atole, para no evidenciar a los patrones.

Asimismo, de esa fuente se surtían alegremente los convidados a las fiestas y mayordomías, que llegaban a estas reuniones sociales y religiosas con sus bien medidos barriles---los más pudientes---, o sus pequeños recipientes, ---los más humildes---, en un antecedente que hoy en día ha desplazado el mezcal.

La casa del vicio tenía una norma no escrita: los zafarranchos atrás de la línea para que la autoridad municipal guardara la tolerancia debida al templo de la más popular de las bebidas de la época.

Muchas familias que pasaban frente a este antro se persignaban en señal de protección, pero todos sabían que íntimamente era una forma de agradecer al creador por tan sabrosa bebida y los blasfemos no dudaban en pensar que ni el Cristo pudiera convertir los barriles de agua en la calidad del tepache que ahí se manufacturaba.

Algunos recuerdan que desde lejanos pueblos venían a surtirse en este lugar del mejor tepache de la región y otros señalan que en pequeñas dosis, le era suministrado al cura para usarlo como vino de consagrar y que originaba los mejores sermones del culto.

 Y así como se le atribuía ser la causa de lágrimas por situaciones desgraciadas, también muchas decían que era la causa de lágrimas de felicidad.

Ahí llegaban parroquianos cargando sus penas, de una u otra causa, y las olvidaban el tiempo que duraba su embriaguez.

Cuartel general del escuadrón de la muerte, al final, como todo lo bueno---o todo lo malo, según corresponda--- llegó un día que tuvo que cerrar, dejando el recuerdo de una época que no se distingue mucho de la voluptuosa, disoluta y libertina modernidad.

jueves, 31 de julio de 2014

Exitosa octava de la Guelaguetza en San Antonino

Fue toda una fiesta.

Desde las 16 horas de este lunes 28 de julio y hasta ya pasada la medianoche se llevó a cabo la octava de la Guelaguetza en el Cerro de las Azucenas de San Antonino Castillo Velasco.

Ante más de cinco mil personas, aproximadamente, los diversos grupos fueron participando de manera continua, representando bailes de sus lugares de origen en un ambiente alegre y festivo.

De manera especial, se destacó en esta ocasión la participación de algunas delegaciones de estados del país que integran el Instituto de Investigación y Difusión de la Danza Mexicana, A.C., que realizó su reunión nacional en el marco de las festividades de la Guelaguetza, en San Antonino Castillo Velasco.

San Antonino Castillo Velasco, municipio indígena zapoteco de Valles Centrales, es la cuna del Jarabe del Valle, que integra diversos cantos rítmicos que están asociados al segundo día o día de fandango de las bodas que se celebran-hasta hoy en día- en esta comunidad y del que existen referencias documentadas, incluso desde 1912.

Esta comunidad se constituye así en un valuarte, que a través de la Guelaguetza, hace eco de su creatividad, reafirmándose como parte destacada de la cultura oaxaqueña.








Delegación de Santo Domingo Tehuantepec en el Cerro de las Azucenas de San Antonino Castillo Velasco.














La gente seguía llegando hasta la entrada la noche.








Derroche de energía, de talento y juventud.















Bellezas norteñas del Instituto de Investigación y Difusión de la Danza A.C., que engalanó esta edición de la Guelaguetza en San Antonino con la representación de diversos bailes de algunos estados del país.

martes, 22 de julio de 2014

Pervive la tradición















Foto: Las Chinas Oaxaqueñas en  el Cerro de las Azucenas de San Antonino Castillo Velasco.


La Guelaguetza en San Antonino Castillo Velasco es una gran tradición.

Con sus vivos colores, la alegría de la vida y el ímpetu de la juventud y la belleza de las integrantes de las delegaciones del estado, se llevó a cabo la representación de la Guelaguetza del primer lunes en el cerro de las Azucenas.


El próximo lunes 28 de julio, en el segundo lunes del cerro cuya Guelaguetza dará inicio a las cuatro de la tarde, la entrada es gratis y se instalará desde las 10 de la mañana una exposición y venta artesanal de la región y se podrá degustar de la gastronomía local.


En este bello marco, ese día se efectuará el encuentro nacional de maestros de danza.

La Guelaguetza es una muestra de la riqueza cultural y de la solidaridad y fraternidad de la gran familia oaxaqueña con el mundo.











Foto: La Delegación de Huautla de Jiménez con la alegría y el ímpetu de la raza oaxaqueña.

lunes, 14 de julio de 2014

Origen del Jarabe del Valle

Los hermanos Mateo y Delfino López Godínez (q.e.p.d.), además de ser grandes representantes de la artesanía de la Flor Inmortal, fueron discípulos y músicos de Don Laureano Jiménez, el más antiguo compilador del Jarabe del Valle que se conoce hasta esta fecha.

Ellos, que eran grandes conocedores de la cultura y la historia de San Antonino, redactaron una breve historia del Jarabe del Valle, que proporcionaban generosamente a las personas que los consultaban sobre diversos tópicos locales.

Como se desprende del texto, el Jarabe del Valle incorpora usos y costumbres de San Antonino Castillo Velasco que, están vigentes, por ejemplo en la costumbre del matrimonio.

Esta es la historia que relatan los famosos músicos y artesanos:

“Don Laureano Jiménez fue originario y vecino de la población de San Antonino Castillo Velasco. Fue pintor, firlarmónico, director y fundador de una orquesta de 35 músicos, que se inauguró el 15 de septiembre de 1910, y que se llamó Orquesta “Independencia”.

“Ese mismo día se estrenó el Jarabe del Valle, al que se dio este nombre porque San Antonino se encuentra situado en los Valles Centrales de Oaxaca.

“El Jarabe se compone de los siguientes sones:
1. Jarabe del Valle
2. El Palomo
3. Pasen a Tomar Atole
4. El Guajolote
5. El Loro

1. El Jarabe del Valle.- Se baila en los fandangos y mayordomías, despertando el ánimo y la alegría de los invitados y su ritmo es muy alegre, se toca en las principales fiestas de la población.
 
2. El Palomo.- Lo bailan los novios el domingo de fandango, a la hora de la comida en la que, la pareja, come de “palomita” o de “pichón”. Los padrinos de velación preparan los taquitos y del mismo taco comen los novios, demostrándose así el cariño y el amor eterno.
 
3. Pasen a Tomar Atole.- Se baila el lunes de fandango. Se le dio este nombre porque a la hora que llegan los padrinos, suegros e invitados del novio, todos, bailando, reciben el atole de leche que preparó la novia desde las tres de la madrugada, demostrando así la calidad de su trabajo y que es mujer trabajadora.
 
4. El Guajolote.- Se llama “El Guajolote”, porque el día sábado de fandango, de madrugada, los padres y familiares del novio, llevan los guajolotes a la casa de la novia; se arreglan dentro de un canasto grande con sus ingredientes. En el interior de cada uno, la guajolota se adorna con flores y se le ponen sus aretes y además llevan el oloroso poleo y leña para cocinar el tradicional mole de guajolote.
 
5. El Loro.- Se le dio este nombre porque al terminar la fiesta de fandango, o de la mayordomías, los invitados se encuentran disfrutando la fiesta, alegres y compartiendo el sabroso mezcalito, simulando entre todos una plática de loros.”

Enrique Jaime Sánchez Alonso, que es un reconocido Chogol de San Antonino Castillo Velasco(“Chogol” se le designa al conductor o maestro de ceremonias en mayordomías y matrimonios) asegura que, según la costumbre, cuando se toca el Jarabe del Valle se levantan los asistentes a un fandango, boda o mayordomía, formando dos filas, una de hombres y otra de mujeres, para bailar y se les reparte el poleo, que invade con su suave y fino aroma la casa del novio o del mayordomo.

El poleo es cortado en el cerro por familiares y amigos del novio a quienes se les llama “viguches”, que en zapoteco significa “hombre fuerte”, y que son los repartidores designados por los caseros, para que, junto con el poleo, entreguen un cigarro y un mezcalito, como muestra de hospitalidad y bienvenida a los asistentes.

Desde tiempos antiguos, las mayordomías eran encabezadas por dos músicos que anunciaban la fiesta con el tambor y la chirimía, costumbre que también se conserva en nuestros días.

Asimismo, señala que, de acuerdo con la información local, la primera vez que se le puso coreografía al Jarabe del Valle fue en el año de 1912, y que se estrenó un 24 de diciembre, en el día de Noche Buena. Los niños que representaron a los pastorcitos en esta navidad fueron dirigidos por el señor Antonino Martínez Raymundo, un Chogol antigüo y experto, que fue quien adaptó los pasos a cada son del Jarabe del Valle, ya que desde que se había dado a conocer el Jarabe del Valle nadie lo bailaba al ritmo de la música.

La representación de los pastorcitos de la Noche Buena, es toda una tradición en la comunidad de San Antonino Castillo Velasco y en el marco de esta celebración, fue que afortunadamente, se le dio la coreografía al Jarabe del Valle.

Al referir también la historia del Jarabe del Valle en la Guelaguetza, existe el testimonio, de primera mano del señor Alfonso M. Santiago Aguilar(q.e.p.d.), quien se caracterizó por acopiar material fotográfico y documentar la historia y la cultura de San Antonino Castillo Velasco y que participó en las primeras delegaciones oficiales del Jarabe del Valle en el cerro del Fortín en la Ciudad de Oaxaca.

En un breve escrito que denomina “Semblanza del Jarabe del Valle: un homenaje al pueblo de San Antonino Castillo Velasco, Jardín del Valle Oaxaqueño”, menciona cómo se inició la participación oficial de San Antonino en la Guelaguetza:

“Fue en el mes de julio de 1956, ya organizada la delegación de esta H. Villa de San Antonino Castillo Velasco, nos presentamos en el Cerro del Fortín para presentar nuestra Guelaguetza, para lo cual teníamos que bailar los acordes de la banda del estado, por disposiciones del gobierno, que en aquel entonces, no había Secretaría de Turismo, ni esas cosas; simplemente éramos invitados del Gobernador, y habiendo tocado nuestro turno, nos llevamos la desagradable sorpresa de que la banda empezó a tocar sones desconocidos para nosotros y no pudimos bailar de acuerdo a nuestros ensayos y a los sones de nuestro Jarabe.

“Terminada nuestra actuación, que fueron puros brincos, me dirigí al Director de la banda, que lo era el maestro Don Diego Innes y le hice saber nuestro desconcierto tocante a los sones por el cual no pudimos bailar como eran nuestros ensayos, y él me respondió: “Lo noté”, pero que no tuviéramos cuidado y prometió venir al día siguiente y que estuviera pendiente el solista del clarinete, cita que se efectuó en la casa de la señora Matilde Aguilar Alonso, domicilio que se encuentra ubicado en la esquina que forman las calles de Porfirio Díaz y Avenida Castillo Velasco, en San Antonino.

“De esta manera y a los acordes del clarinete del señor Porfirio Aguilar Rey, se documentó el ‘Jarabe del Valle’ de manos del subdirector de la banda del Estado, maestro Moisés Baltasar Velasco. Posteriormente, el maestro Diego Innes llevó a la banda de música a la compañía grabadora “Peerles”, con la partitura del recién descubierto “Jarabe del Valle”, para su grabación en los acetatos, los cuales salieron a la luz pública, generalizándose de esta manera nuestro hermoso y querido jarabe.

“Destacan en cada parte del jarabe, o sea en los sones, el nombre de cada uno de los animalillos muy populares de esta región, entre ellos ‘El Guajolote’, ‘El Torito’, ‘El Burro’, ‘El Palomo’ y ‘El Loro’.”

Actualmente el Jarabe del Valle, de profundas raíces indígenas, representa a los Valles Centrales en las fiestas de la Guelaguetza, e incluso, las “Chinas Oaxaqueñas”, comunidades mestizas que trasladaron tardíamente la tradición de las “Chinas Poblanas” en la representación de la Ciudad de Oaxaca en la Guelaguetza, adoptaron el Jarabe del Valle como su música representativa.

El Jarabe del Valle se popularizó y se toca en festividades y mayordomías de muchos pueblos zapotecos de Valles Centrales.

jueves, 10 de julio de 2014

Más sobre tesoros

El mito de los tesoros enterrados no es nuevo.

Incluso hay noticias recientes de fabulosos descubrimientos, tanto en San Antonino Castillo Velasco, como en la cabecera distrital de Ocotlán de Morelos y en otros municipios del valle de Ocotlán.

Existe una larga tradición de buscadores de tesoros, en general, en el Estado de Oaxaca.

En Villa Alta por ejemplo, derrumbaron un muro y parece que le dieron a la piñata porque salieron disparas las monedas de oro contenidas en una enorme vasija de barro.

La ciudad de Oaxaca de Juárez, también está llena de mitos sobre tesoros escondidos y se cuentan fabulosas historias de personas que han encontrado miles de monedas de oro.

Al menos en San Antonino, varias casas son ubicadas como posibles espacios de tesoros enterrados y varias personas han realizado búsquedas con aparatos.

En algunos casos se han encontrado tesoros pequeños y en otros, abundantes monedas de escaso valor.

Por lo general, cuando alguien encuentra un buen tesoro, lo mantienen con absoluta discresión.

El mito está vigente.

lunes, 30 de junio de 2014

El mito de los tesoros enterrados

La gente ubica unos cuántos lugares.

Se supone que en esos lugares existen tesoros escondidos, pero en mis pláticas con algunos viejos de la comunidad, algunos ya fallecidos, me han contado historias maravillosas sobre tesoros que permanecen ocultos y que casi nadie sabe sobre su existencia.

El origen de estos tesoros se remonta a épocas antiguas, cuando se manejaban monedas de oro y plata.

Antiguamente, la gente acostumbraba a enterrar el dinero que acumulaba en ollas de barro o pequeños costales de cuero.

En algunos casos se cuenta que el dueño del dinero negociaba con un mozo o se ponían de acuerdo con algún familiar, para que hiciera una excavación en algún lugar de la casa o del campo, y dentro metían el dinero; una vez que el dinero estaba a buen resguardo, el mozo o el familiar era asesinado y su cuerpo se echaba sobre la vasija para que su alma protegiera el dinero.

Acompañaban esta práctica de algunos rituales mágicos para asegurarse de la efectiva protección del tesoro.


Con el paso del tiempo se han venido descubriendo algunos tesoros.

Pero también se cuentan historias terribles de personas a las que ha alcanzado alguna maldición por atreverse a desenterrar algún tesoro.


Existe una fórmula para poder extraer un tesoro sin que le pase nada a uno, pero cuando me la dijeron prometí no divulgarla.

Lástima.


lunes, 23 de junio de 2014

El mezcalito de San Antonino

Para todo mal, un mezcal, y para todo bien, también.

En San Antonino se maquila un mezcal singular: cuando el fruto del árbol es pequeño, se le introduce en una botella de cristal, que se cuelga de la rama donde está el fruto, de modo que el fruto va creciendo en el interior de la botella y cuando ya está maduro, se le baja del árbol con todo y envase y después de un proceso de lavado y secado se le añeja con mezcal, obteniéndose de esta manera una singular variedad de mezcal de sabores.

Se trata del mezcal artesanal que sólo pudo ser producto de la combinación del auténtico mezcal matateco y el ingenio de la gente de San Antonino y que se puede conseguir sobre la calle de Albino Zertuche, en esta población.

Beba con moderación, para disfrutar la sensación.




lunes, 16 de junio de 2014

El misterio develado del arreglo floral

No fue difícil.

Haciendo un par de consultas se pudo identificar que el misterioso arreglo floral que aparece algunos años a los pies del laurel de la India que está sembrado al costado derecho del templo católico de San Antonino Castillo Velasco tiene una razón de ser.

Todo inició la mañana del 15 de junio de 1953, cuando llegaron al templo de San Antonino unas tres personas pertenecientes a la Acción Católica de la Virgen de Guadalupe, de  la Ciudad de Oaxaca, y traían dos pequeños arbolitos para ser donados a la comunidad católica de San Antonino como una muestra de hermandad.

Casualmente, esa mañana no se encontraban más que dos jóvenes topiles campaneros, Luis Sánchez (†) y Ponciano García Santiago, que recibieron dichos árboles y los sembraron de inmediato.

Los dos árboles fueron cuidados y les daban mantenimiento a lo largo de los años, ya no como una obligación de usos y costumbres, sino como un acto de responsabilidad para mantener vivo ese símbolo de hermandad.

Al paso del tiempo, uno de esos árboles se derrumbó en una tormenta que azotó a la comunidad, mientras que el otro, que el que se yergue con una enorme copa al costado derecho de la fachada principal del templo de San Antonino, por donde estás las escaleras para subir al campanario, se mantiene vivo y cada 15 de junio cumple años.

De los dos topiles campaneros de esa época, sólo sobrevive Ponciano, que en sus mejores momentos se destacó como un gran floricultor y ahora, a sus 83 años deja un arreglo floral a los pies de ese hermoso árbol, que cumplió ayer 61 años y que vigoroso muestra apenas los inicios de una floreciente juventud.

miércoles, 4 de junio de 2014

Ecos de la fiesta patronal

 
 



















Las lecciones de la iglesia.


Sin duda, el hecho de fomentar la participación ciudadana de la feligresía católica para celebrar al Patrono de la población San Antonino, ante la ausencia de un mayordomo, dejó lecciones que vale la pena destacar:



1. Se abrió la participación ciudadana de la comunidad católica, sin distinciones, ya que las invitaciones fueron abiertas y la sociedad organizada como las familias en lo particular, accedieron a venerar un día al Patrono, en el marco de su festejo.


 

 2. Se fomentó la integración vecinal de los católicos, porque al estar el Patrono un día en algún sector del municipio---se divide comúnmente la comunidad en cuatro secciones o sectores---, favoreció que participaran la mayoría de los vecinos, fortaleciendo los sanos sentimientos de vecindad, solidaridad y apoyo.

 

3. Se disminuyeron costos por la celebración, toda vez que una sola familia no tuvo que hacerse responsable por los gastos que supone realizar la mayordomía. Los ciudadanos se cooperaron y con pequeñas aportaciones lograron sostener la festividad.














4. Se ratificó la gran capacidad de organización que caracteriza a la comunidad, ya que con entusiasmo y alegría cumplieron puntualmente con el programa, fortaleciendo la identidad local y demostrando la fe hacia un Santo que ha bendecido generosamente a este pueblo de San Antonino Castillo Velasco.


Felicidades al sacerdote Elpidio de la cuasiparroquia de San Antonino Obispo por su visión y compromiso con la fe.